Capital Privado

Préstamos de capital privado – Financiación para empresas y particulares


Capital Privado como solución a necesidades de liquidez.
Préstamos de capital privado para particulares y financiación para empresas.

Capital Privado - Préstamos de capital privado – Financiación para empresas y particulares

Capital Privado: Préstamos de Capital Privado

Capital Privado para particulares y empresas, con condiciones adecuadas a las necesidades específicas de cada caso.

Financiación a particulares mediante capital privado

Disponemos de diferentes soluciones de financiación mediante capital privado para particulares:

  • Hipoteca con cuotas mensuales hasta 12 años: préstamo hipotecario de amortización mensual, con cuotas ajustadas a capacidad de pago.
  • Pago único con carencia hasta 12 meses: de 3 a 12 meses, renovable. 1º y 2º rango.
  • Proindivisos: aceptamos su parte como garantía, consúltenos.

Sin importar ingresos o situación personal. Solución a cargas bancarias, judiciales, RAI/Asnef, retrasos en los pagos, etc.

Solicite su estudio personalizado completando nuestro formulario

Financiación para empresas mediante capital privado y/o banca

Líneas de crédito de 1.000.000€ a 75.000.000€ para empresarios con falta de liquidez y empresas en funcionamiento: fincas rústicas productivas, hoteles y grandes empresas.

Plazo hasta 10 años, producto especialmente dirigido a la financiación de sociedades patrimoniales/mercantiles con necesidades superior al 1.000.000€ para expansión o inyección de liquidez.

Se estudian operaciones a nivel nacional, y preferentemente, operaciones de capital privado en Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia y Baleares.

Actualmente, también admitimos operaciones en Asturias.

Sin gastos de estudio.

Solicite su estudio personalizado completando nuestro formulario.

Evolución, clave para el capital privado

La actividad del capital privado ha ido creciendo exponencialmente desde la década de los 2000 y aunque ha tenido momentos bajos, sigue posicionándose como una buena alternativa a la búsqueda de liquidez, tanto a nivel personal como empresarial, donde el año pasado se realizaron un gran número de operaciones que consiguieron permitir dar continuidad a muchas empresas, desde pymes hasta grandes corporaciones, reafirmando la gran importancia de este sector en la economía nacional.

Hace años las cosas eran diferentes, sobre todo antes del 2008, momento en el que comenzó a fraguarse la crisis actual, con todo lo que ello conlleva, sobre todo la severa restricción de crédito por parte de prácticamente todas las entidades bancarias, por eso las entidades de capital privado han tenido que ir evolucionando acorde con el tiempo y adaptándose a la nueva reglamentación del juego.

Según un estudio realizado hace escasas fechas se revela que durante el año pasado, alrededor de las tres cuartas partes de la inversión provino directamente de fondos de capital privado. Estas entidades realizaron el 93% del número total de operaciones que se registraron en nuestro país.

Durante la segunda mitad del pasado 2013 fueron importantes entidades las que confiaron en el capital privado como inversionista para sus negocios, realizando importantes inversiones en firmas tan conocidas como Desigual, Port Aventura, Deoleo o Grupo R entre otros aunque también hubo desinversiones en otras como Applis, eDreams Odigeo o incluso la famosa venta de Ono.

El capital privado ha llegado a ser tan importante que, indudablemente, ya forma una parte consolidada del tejido empresarial y social, no solo de España sino de todo el mundo, porque cualquier persona o empresa no está exenta de que en una embestida de la crisis o por avatares de la vida, se vea en la necesidad de solicitar una vía de liquidez para mejorar su situación financiera.

Gobiernos, Ayuntamientos, grandes corporaciones, pymes y millones de personas ya conocen de primera mano qué es lo que el capital privado puede hacer por su negocio o ya a nivel personal cómo solucionar situaciones delicadas que, desgraciadamente, son cada vez más comunes.

Es la alternativa natural a los bancos, quienes cerrados en banda a ofrecer liquidez mediante préstamos, han cerrado una puerta a la esperanza para muchas personas, de ahí la gran importancia que tiene actualmente, no solo en nuestro país sino también en todo el mundo, donde se están realizando inversiones millonarias para mejorar el trabajo y el ritmo de vida de muchas zonas.

Tener una empresa en tiempos revueltos

estadisticas

Las previsiones económicas están mejorando poco a poco según los últimos datos ofrecidos desde el Gobierno, aunque, siendo sinceros, desde el Gobierno se han dicho tantas cosas que en muchas ocasiones la gente no cree lo que se le dice hasta que no está completamente demostrado, por eso siempre hay cierta sensación de incertidumbre cada vez que se habla de cosas como la inversión para empresas y ayudas a emprendedores, reducción de impuestos y cosas similares, que suenan estupendo, pero que finalmente distan mucho de lo que se hace en realidad.

A esta incertidumbre hay que sumar los continuos recortes y ajustes que estamos viendo día sí y día también y donde también hemos visto cómo negocios que llevan décadas abiertos han tenido que ir cerrando, o en el mejor de los casos despedir a trabajadores de toda la vida para poder seguir teniendo el local abierto.

¿Cuántas veces y en cuantos sitios de nuestras ciudades ha pasado esto? En muchísimas, por no decir todas. Desgraciadamente esto es algo que, al menos de momento y tal como están las cosas, parece que continuará siendo así. El capital privado está jugando un papel determinante en la continuidad de muchas empresas y profesionales de todos los sectores de la industria y permite poder ver el futuro más próximo de una manera mucho más esperanzadora.

Si nos fijamos en los datos de los últimos años, más de 175.000 empresas tamaño medio y pequeño han tenido que cerrar así como también se han dado de baja muchísimos trabajadores autónomos (aunque ahora poco apoco están apareciendo más) esto hace que la Seguridad Social tenga menos beneficios, repercutiendo de manera negativa no solo para empresas y trabajadores sino para todo el conjunto de la sociedad.

Las facilidades que se tienen desde este sector financiero poco o nada tienen que ver con las que tienen los bancos, aunque ambos sectores van paralelos, aunque es el capital privado el que aventaja, y por mucho, a las entidades bancarias en cuanto a facilidades dado que sus requerimientos no son tan exhaustivos, razón por la cual tiene tanta presencia en la actualidad.

No importa la forma jurídica que tenga la empresa, el capital privado puede financiar cualquier clase de iniciativa, lo que hace que no haya lo que podríamos llamar una “selectividad empresarial” para diferentes nichos de mercado, facilitando así que empresas de todos los sectores puedan beneficiarse de todo lo que ofrece una alternativa como estas.

Por qué invertir en el capital privado

invertir

Hay ocasiones en las que nos van bien las cosas en el plano económico y podemos decidir buscar una alternativa en la que poder invertir nuestro dinero. Actualmente existen muchas alternativas para realizar una inversión aunque de entre el gran número de ellas destaca la del capital privado.

Posiblemente muchas personas se hayan preguntado cosas como: ¿Se puede invertir en capital privado? En caso de ser así ¿Por qué o para qué sería bueno invertir en capital privado? Hay respuestas muy claras a estas preguntas y la primera de ellas es sí, es posible la inversión en este campo tan en boca hoy en día.

La respuesta a la segunda pregunta sobre por qué se puede invertir en este campo es tan sencilla como la primera: por la alta rentabilidad que ofrece una inversión en el capital privado, por la seguridad que ello conlleva y por la buena sensación que produce poder realizar una inversión que está hecha para ayudar a la gente, obteniendo a la vez altos beneficios, lo que hace que éste sea un nicho en el que es muy recomendable una inversión.

Hoy en día la inversión en este sector ya no está relegada únicamente a empresas o grandes inversores, actualmente se puede invertir con pequeñas cantidades, las cuales devuelven cierta rentabilidad mensual que puede resultar muy interesante para aquellas personas que buscan inversiones seguras y quieren obtener una buena rentabilidad a cambio.

No supone ningún riesgo para el inversor dado que el dinero siempre lo tendrá garantizado, bien mediante la devolución del mismo mediante las cuotas del solicitante o bien mediante los bienes inmuebles del solicitante, por lo que el dinero está siempre presente de una manera u otra, algo que se busca siempre a la hora de invertir.

Su funcionamiento es muy parecido al que nos pueden ofrecer las cajas de ahorro de toda la vida, con una diferencia, que los medios que nos proporciona la tecnología y formas de trabajo de la actualidad, permiten que tanto particulares como empresas puedan solicitar sus créditos desde cualquier rincón de España sin que tenga que ser obligada la presencia física de oficinas en cualquiera de las ubicaciones donde pueda estar el cliente o los clientes.

Hay que recordar que no solamente cuenta la rentabilidad para el inversor sino que también debe tenerse presente la importante labor social que se lleva a cabo, algo que no ocurre cuando se invierte en otros campos.

¿Qué es el CIRBE?

billetes-q65nb

Dentro del mundo de las financieras estamos acostumbrados a escuchar diferentes términos como capital privado, cash, RAI o CIRBE entre todos. En esta entrada vamos a hablar del CIRBE, otro de esos nombres que no todo el mundo sabe verdaderamente lo que significan. Se trata de la Central de Información de Riesgos, un servicio público que cuenta con una importante base de datos en la que se encuentran créditos, avales, préstamos y riesgos que las entidades financieras mantienen con sus clientes y que es gestionada por el Banco de España.

El titular de un préstamo hipotecario, tanto el nombre como número de identificación fiscal se quedarán registrados en la Central de Información de Riesgos CIR o CIRBE así como el importe que sume su deuda a final de cada mes y siempre en miles de euros redondeados. Todas las entidades tienen la obligación de informar al Banco de España acerca de las cantidades que tienen pendientes cuando éstas superen los 6.000 euros.

¿Cuál es la finalidad del CIRBE?

Su principal objetivo es proporcionar a las entidades declarantes toda la información necesaria para poder llevar a cabo su actividad. Gracias su amplia base de datos la entidad puede llegar a saber cuál es la deuda que cualquier persona tiene con otras entidades así como su situación de pago con respecto a las mismas y tener un completo feedback sobre la solvencia de las personas.

Es una de las fuentes de información a la que acude el departamento crediticio o de riesgo para conocer si supone un riesgo prestar dinero o no a una persona o prestar dinero a una empresa, siempre conociendo la deuda del solicitante y todo lo relacionado con la solvencia en sí. En caso de que el crédito se facilite por parte de una entidad, ésta tendrá que informar mensualmente de todos los riesgos que hayan sido declarados a la CIRBE, permitiendo así al Banco de España llevar a cabo su trabajo, especialmente en lo relacionado con las inspecciones y supervisión de las entidades de crédito.

Todos los bancos, cajas de ahorro, sucursales en España de entidades financieras en España, los Fondos de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios, Sociedades de Garantía Recíproca, Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria, el Banco de España y cooperativas de crédito están obligadas en todo momento a informar a CIRBE.

En resumen, CIRBE es una de las fuentes de información a la que acuden muchas entidades que tienen el préstamo de dinero dentro de su desempeño laboral.

Glosario de palabras relacionadas con el capital privado

palabras

Dentro del sector de la economía hay un buen número de palabras que se integran en el argot que aquellas personas que no estén muy relacionadas pueden no entender bien. Una de ellas es waterfall, la cual es usada con gran frecuencia, bien así en su término en inglés o en castellano. El uso de esta palabra se refiere a cascada de distribuciones y es una palabra/expresión bastante utilizada, aunque hay muchos términos. Su uso se refiere a la forma en la que un fondo de capital privado reparte los flujos que van generando las empresas en las que se invierte.

Rendimiento preferente

Es el rendimiento que el administrador debe generar sobre el capital que se ha invertido antes de que se pueda participar del rendimiento del fondo. Se establece en función de la tasa que paga un instrumento libre re riesgo, con un plazo más parecido a una prima de liquidez y riesgo. Su fluctuación se coloca entre el 6 y el 8%.

No hay que confundir el rendimiento preferente con rendimiento garantizado. Un fondo de capital privado es una inversión de riesgo que no ofrece un rendimiento garantizado a sus inversionistas, asimismo no puede ofrecer el 100% del capital invertido. Además todo el capital está expuesto al riesgo y podría perderse por completo si todas las empresas en las que invierte el fondo acaban quebrando.

Participación en rendimiento (carried interest)

Se trata del porcentaje de los rendimientos generados a los que tiene derecho el administrador a modo de compensación después de haber realizado inversiones de éxito. Un gran número de administradores cobran normalmente un carry de 20% de los rendimientos generados. Se trata de un elemento de importancia que consigue alinear los intereses del inversionista con los del administrador, representando la parte variable de su compensación, estableciendo la posibilidad de producir un evento patrimonial para los socios y demás integrantes del equipo de administración del fondo.

Catch up

Esta expresión se refiere al momento después de que el inversionista recibe el 100% de su capital más la tasa de rendimiento que tiene preferencia sobre el mismo. Tras ello el administrador le comienza a participar en los rendimientos generados, que suele ser por norma general un 20% de carry sobre las distribuciones que se hayan hecho hasta ese momento.

Debido a que el rendimiento preferente cuenta con prelación de pago, cuando se ha cubierto, el administrador pasa a recibir una parte proporcional mayor en lo referente a distribuciones hasta que la cantidad se equilibre con lo que han recibido los inversionistas.

Puede que para muchas personas involucradas en el sector financiero sean expresiones muy sencillas, pero es una buena idea acercar estos términos a todo el mundo para que conozcan un poco más sobre los diferentes procesos en los que la economía juega un papel importante.

Cómo salir de una lista de morosos

 

cartera-vacia-ctmmm

A pesar de que para solicitar un crédito de capital privado no importa si el demandante se encuentra en una lista de morosos o no, en ocasiones mucha gente se pregunta cómo poder salir de ellas. Primero hay que saber si realmente se está en una de ellas dado que aunque se tengan deudas no siempre se acaba en una lista de morosos, pero lo más normal es que desde ASNEF, RAI o cualquier otro fichero de morosos envíen una carta facilitando esa clase de información.

Una persona se considera morosa cuando ésta no ha cumplido con sus obligaciones de pago a vencimiento de la deuda y suele considerarse como tal desde el tercer recibo impagado. Para que la ley reconozca a una persona como morosa, se necesita un documento escrito en el que se estipule que el deudor cuenta con la obligación de realizar los pagos, tanto a la persona como a la entidad a la que le prestó el dinero, pero como suele ocurrir en todos los aspectos de la vida, cada persona es un mundo y la forma de actuación siempre será diferente en cada caso.

¿Cómo se sale de una lista de morosos?

Después de haber consultado la lista y ver que definitivamente se forma parte de ella o tras recibir un aviso por carta hecho desde una de estas listas. Se deben seguir varios pasos, algunos de ellos diferentes dependiendo del caso, por ello se debe consultar a ASNEF o a cualquier otra lista.

Es muy extraño que se mande por error un aviso de que alguien está en una lista de estas cuando realmente no debería estar, así que si llega el aviso, casi con total seguridad será  cierto, con lo que pedir un crédito para empresas, personal o incluso realizar otra serie de gestiones económicas, se convertirá en algo muy difícil para las personas que están en estas listas.

Para dar los primeros pasos hay que ponerse en contacto con la entidad a la que debe dinero y poder pedir el número de cuenta para que se le pueda ingresar la cantidad que se debe. Una vez hecho esto se debe ingresar la cantidad en la cuenta que han facilitado, teniendo en cuenta que es bastante probable que después de varios tiempos de impagos, la deuda puede haber generado intereses, por lo que el dinero a ingresar seguramente será mayor.

Finalmente, se debe enviar una copia del extracto de la transferencia o ingreso a la lista de morosos en cuestión, siempre acompañándolo de la documentación necesaria. Finalmente, tras la comprobación, la lista de morosos deberá proceder a la eliminación de los datos en un plazo de entre 10 y 20 días.

Por qué elegir al capital privado para un préstamo

casa-de-euros

¿Cuántas veces has pensado en solicitar un crédito al capital privado y nunca lo has hecho porque no sabías bien cómo funcionaba? Muchas familias de nuestro país están pasando por un momento económico verdaderamente cruel y se encuentran en la tesitura de tener que elegir entre pagar las obligadas letras y gastos como la luz, teléfono, etc. o también obligada comida y gastos del hogar, una situación que no deja a nadie indiferente y por la que a ninguno nos gustaría pasar.

Cada vez es más común que las personas, familias y empresas tengan que recurrir a los préstamos del capital privado porque los bancos dan la negativa directamente en un 90% de las ocasiones cuando se les solicita un préstamo. Una de las ventajas más conocidas de los créditos del capital privado es que no requiere demasiado papeleo como ocurre con las entidades bancarias tradicionales. En la mayoría de las ocasiones el crédito solicitado se obtiene en unas 48 horas, algo imposible en los bancos y cajas de hoy en día.

¿Qué características debemos tener en cuenta con el capital privado?

Desde un principio y para que todo quede claro a la persona que solicita el crédito, es importante conocer los intereses y el plazo para la devolución del dinero prestado. Aunque parezca extraño, muchas personas, con la necesidad imperiosa de contar con el dinero cuanto antes, no advierten este detalle tan importante.

Para conseguir un préstamo por parte del capital privado, tanto si es personal como si es un préstamo para empresas, hay que tener en cuenta qué clase de propiedad se va a poner como aval. No todas sirven ni todas tienen el mismo valor. Lo más normal son propiedades vendibles que no se vean afectadas por las bajadas de precios, por lo que ni terrenos ni solares suelen servir. Lo que más se acepta son pisos, locales o casa, especialmente si estas se encuentra en importantes núcleos de población y si están en una buena ubicación, con lo que la tasación resultará muy superior a otras propiedades en zonas menos beneficiosas.

El plazo de carencia también debe conocerse en el momento de solicitar el crédito y presentar la documentación pertinente. Puede haber una carencia máxima de dos años y después se deben comenzar a pagar las cuotas que se establecieron. Como se puede ver, no es un proceso difícil, por lo que todo el mundo que realmente necesite liquidez económica, el capital privado ofrece una solución económica temporal para muchas personas.

Qué es el capital privado inmobiliario

nave-industrial

Dentro del mundo de las finanzas, el capital privado inmobiliario es considerado como un activo que consiste en la inversión en capital o en deuda con subyacente inmobiliario, significando parte de una estrategia de gestión activa siempre desde un reposicionamiento moderado del activo, desarrollo de promociones inmobiliarias, realquiler de propiedades o hitos urbanísticos.

Las inversiones son realizadas normalmente mediante fondos del capital privado inmobiliario, una serie de infraestructuras de inversión colectiva que cuentan con un gran capital procedente de diferentes inversores. Estos fondos de capital privado suelen tener una duración de aproximadamente unos diez años, distribuidos en dos o tres años de inversión y es en este plazo cuando se realizan las adquisiciones de activos y su gestión para que se genere valor y finalmente es realizado durante los últimos dos años, algo que comúnmente se conoce como periodo de liquidación.

En lo referente a la gestión de inversiones inmobiliarias hay tres niveles, cada uno con un desempeño diferente pero tan importante uno como otro y sin los que sería imposible gestionar a la perfección un inmueble adquirido:

  • Gestión de Capital
  • Gestión de Activos
  • Gestión Inmobiliaria

Niveles de gestión del Capital Privado Inmobiliario

Gestión de Capital: Ésta cuenta con una visión muy estratégica y el gestor de los fondos tiene como misión encargarse de las cuestiones relacionadas con las inversiones realizadas, estructuración del fondo, relaciones con los inversores, adquisición y venta de activos, definición de la jerarquía corporativa y la administración del fondo, desde el principio hasta la liquidación.

Gestión de Activos: Se encarga de todas las disciplinas relacionadas con la gestión del activo inmobiliario desde el momento en el que se realiza la inversión hasta su posterior venta. Todos los procesos de la gestión de activos son supervisados por un experto, quien se encarga de la supervisión y coordinación de la adquisición, gestión, alquileres, auditorías, revisiones de mercado, reporting financiero y operativo, refinanciaciones, presupuestos operativos y también las ventas de activos.

Gestión Inmobiliaria: Se encarga de toda la gestión operativa de los inmuebles, es decir, del equipamiento, instalaciones así como los activos físicos. En este apartado confluyen diferentes procesos, en ocasiones complejos, así como recursos humanos y sistemas necesarios para poder gestionar eficientemente el ciclo de vida de los inmuebles como la adquisición, mantenimiento, contabilidad, uso y finalmente, su venta.

Todos y cada uno de estos niveles son completamente necesarios para el buen desarrollo de una inversión sobre un inmueble, bien hecho por uno o por más inversores; de no seguir estos niveles, la gestión tendrá fallos tarde o temprano.

Diferencias entre capital privado y capital de riesgo

capital-privado-24hui

Aunque hay muchas personas que entremezclan los términos de capital privado y capital de riesgo pensando que es prácticamente lo mismo, no es así. Si bien es cierto que son dos tipos de inversiones, existen sutiles diferencias, especialmente en cuanto a su estructura, objetivos finales y también estilo de inversión.

Ambas inversiones suelen tener estructuras bastante diferentes. Por una parte, el capital de riesgo reúne normalmente el dinero de los inversionistas más acaudalados así como de las instituciones. Son inherentemente arriesgados  debido a que los rendimientos son la clave. Por su parte, el capital de inversión suele ser una empresa que obtiene su liquidez mediante empresas públicas y privadas así como de personas e instituciones con un gran capital. El capital privado asume proyectos menos arriesgados dado que se busca en la obtención de una rentabilidad

Las inversiones realizadas tanto desde el capital privado como el capital de riesgo difieren mucho. Los capitalistas de riesgo tienden a buscar nuevos proyectos donde el riesgo sea alto porque tienen un gran potencial de obtener grandes beneficios y para ello cuentan con un equipo muy experimentado en diferentes sectores para arriesgar lo mínimo posible en sus inversiones, aunque el riesgo siempre está presente.

El capital privado no asume tantos riesgos y busca empresas con más establecidas para así poder adquirir acciones o para otorgar préstamos empresariales para aprovechar su potencial ROI. En este punto se debe tener en cuenta que las ganancias no son tan grandes como las del capital de riesgo dado que la inversión es menor e incluso se corre el riesgo de que la empresa no sea capaz de afrontar toda la deuda. Ante esta situación los inversionistas de capital privado podrían quedarse con el accionariado de la empresa hasta que se subsane la deuda, siempre dependiendo de la clase de contrato que haya de por medio.

Los inversores de capital privado, aunque son expertos, no funcionan como los de capital de riesgo, sino que su labor es encargarse de toda la gestión para poder asegurarse del flujo de efectivo y que  las ganancias de la compañía vayan directamente al pago de la deuda adquirida por la empresa.

Cuando se da el caso de que una firma de capital privado adquiere acciones de una empresa, se tiene un pago casi seguro dado que estas empresas, por norma general, realizan negocios ya maduros que cuentan con un valor demostrable. Todo lo contrario de lo que ocurre con los capitalistas de riesgo, quienes negocian con empresas inyectándoles dinero para diferentes objetivos y los propietarios, por ende, deben esperar hasta que la empresa comience a generar beneficio para ir recuperando su dinero.

Así está la situación económica en España

sociedad-sgo1h

La economía de nuestro país sigue inmersa en una importante crisis, algo que ha hecho tambalear los cimientos de esa estabilidad que teníamos bien afianzada años antes de que comenzase esta debacle socioeconómica, una situación incómoda que todos estamos viviendo directa o indirectamente y donde las perspectivas no son tan halagüeñas como muchos políticos intentan hacernos ver.

Según los expertos, el proceso de recuperación será muy lento y se tardará aproximadamente unos diez años en poder volver a niveles de 2008 aproximadamente, es decir hasta 2017 la situación, aunque se asegura que ya ha pasado lo peor, irá decreciendo hasta ese año y mucha gente se preguntará ¿Y hasta entonces qué vamos a hacer? Muchas personas han tenido que hipotecar su vivienda, pedir un crédito de capital privado o en el peor de los casos vender sus bienes para poder hacer frente a la acuciante situación que viven muchas familias.

Después de 2017, siempre según los expertos, la economía comenzará a crecer lentamente para situarse en torno a un 3% en el año 2019, algo para lo que quedan cinco años y que, seguramente, no genera buenas expectativas para aquellas personas que tienen a algunos familiares en paro a todos sus miembros o peor aún, sin derecho a cobrar ninguna ayuda por haber agotado el subsidio y la prestación.

Echando una ojeada a los últimos informes y previsiones del Instituto de Estudios Fiscales, a pesar de que en 2019 la economía crecerá un 3%, la tasa de paro continuará por encima del 15% uno de los problemas más acuciantes de nuestra sociedad, cifra que contrasta llamativamente con un informe que revela que la reforma laboral ha provocado que se tenga que crecer menos para crear empleo.

Por su parte, el Gobierno considera que este año se creará empleo neto aunque desde el IEF asegura que para poder ayudar a la recuperación, “la Comisión Europea tendría que plantearse la posibilidad de desarrollar un nuevo “plan Marshall” que posibilitará ver la luz al final de este largo túnel.

Unos dicen una cosa, otros dicen otra diferente y entre unos y otros se encuentran muchas pymes con deudas y familias que difícilmente pueden llegar a final de mes habiendo recortado al mínimo todos los gastos superficiales e incluso algunos básicos, pero lo importante es no quedarse sin algo tan preciado como es la casa por culta de la falta de liquidez. Esperemos que la situación mejore poco a poco.